Gerbera Viridifolia

La Gerbera viridifolia es una especie del género Gerbera  puede encontrarse a lo largo de las tierras altas de África oriental de Etiopía y Sudán del Sur, Uganda, Kenia, Malawi, Zaire, Zambia, Rhodesia, Tanzania y Mozambique a Transvaal, Natal, Swazilandia, Estado Libre de Orange, Lesotho, y la Provincia Oriental del Cabo hasta el sur de Grahamstown. También se registran desde Camerún.Gerbera Viridifolia

La Gerbera viridifolia fue nombrada por Jan Gronovius en 1737, el nombre “Viridifolia” significa “con hojas verdes”, posiblemente refiriéndose a la falta de fieltro blanco en la superficie inferior de la hoja, la Gerbera viridifolia se encuentra estrechamente relacionada a la Gerbera ambigua.

La Gerbera viridifolia pertenece a la familia Asteraceae, y se compone de aproximadamente 29 especies, 15 de las cuales tienen lugar en Sudáfrica.

La gerbera viridifolia generalmente se encuentra en pastizales abiertos, en la sabana o en bosques, en suelos pedregosos, en riberas de ríos y laderas de montaña, a lo largo de las carreteras, en las zonas montañosas de moderada a alta precipitación, a través de las regiones del este de África.

La Gerbera viridifolia prefiere un lugar soleado y puede soportar temperaturas de hasta -12,2 º C. Crece mejor en suelos arenosos o guijarros, suelo arcilloso, suelo arenoso arcilloso que esté seco o moderadamente húmedo.

La Gerbera viridifolia es una de las madres de la producción comercial de Gerberas híbridas, y es una de las flores más vendidas. La cría de Gerbera comenzó a finales del siglo 19 en Cambridge, Inglaterra, cuando Richard Lynch cruzó Gerbera jamesonii y Gerbera viridifolia. La mayoría de las variedades cultivadas comercialmente actuales se originan a partir de este cruce.

La Gerbera viridifolia una hierba perenne, sin tallo, tiene hojas simples dispuestas en rosetas, los tallos de las flores miden hasta 45 cm de largo, liso en la base cada vez cabelludo hacia el ápice, a veces con pelos glandulares que terminan en una pequeña perilla.

Las raíces carnosas gruesas de la Gerbera viridifolia le permiten sobrevivir inviernos secos y fríos y frecuentes incendios.

La Gerbera viridifolia crece fácilmente a partir de semillas o de divisiones, las semillas frescas deben ser sembradas y mantenerse húmeda el área donde se sembraron. La germinación se produce luego de aproximadamente dos semanas. Una vez plantado en un lugar bien soleado en abono, las plantas requieren poca atención, y deben recibir poco o ningún riego durante el invierno.

La Gerbera viridifolia es una de las especies que se conoce en algunos lugares como “Iyeza lamazi” o “la hierba de la leche” y es probablemente utilizada para estimular la producción de leche en el ganado.

Además el humo de la Gerbera viridifolia es inhalado para el tratamiento de resfriados en algunos lugares del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *